Mejores prácticas para la sanidad: riesgo de datos y resiliencia empresarial

White papers
Contenido Premium

Los resultados del estudio de Iron Mountain revelan las mejores prácticas para la protección de los datos del sector sanitario y la creación de resiliencia en los modelos de trabajo híbridos.

Iron Mountain logo with blue mountains

ERES TAN FUERTE COMO TU ESLABÓN MÁS DÉBI

Descarga tu copia gratuita de esta Guía de Buenas Prácticas interactiva y consulta los resultados de nuestro estudio, así como las soluciones que tienen en cuenta el factor humano en la gestión del riesgo de los datos.

¿CÓMO IMPULSAR LA PROTECCIÓN DE DATOS EN LA SANIDAD ANTE LOS CRECIENTES RIESGOS DE LA INFORMACIÓN?

La resiliencia de las empresas siempre ha ocupado un lugar destacado en la agenda de cualquier organización sanitaria. Sin embargo, el creciente paso a las plataformas digitales, la importancia cada vez mayor de la telesalud y el uso cada vez más extendido de los dispositivos médicos del Internet de las cosas (IoT) la han situado en lo más alto de la lista de prioridades. Junto con la creciente necesidad de atender a los pacientes de forma remota y eficaz, los ciberataques en el ámbito de la sanidad se multiplican, lo que hace que la seguridad de la información de los pacientes y el cumplimiento de la normativa de protección de datos sean prioritarios.

Posiblemente, muchos no se den cuenta de que una amenaza importante en cuanto a la seguridad de los datos en la sanidad proviene del interior de la organización: de los empleados. Dicho riesgo para los datos es la mayor parte de las veces involuntario, asociado al comportamiento humano, normalmente impulsado por la búsqueda de una mayor eficiencia, productividad y mejor atención al paciente. Los últimos años y el rápido paso a la tecnología digital, al tiempo que se maneja un mayor volumen de datos, han dado lugar a más "soluciones improvisadas" en todos los niveles de la organización, lo que ha aumentado la presión sobre los equipos de gestión de registros e información y los equipos de seguridad de la información para que tomen conciencia de los ciberataques y las políticas de cumplimiento de los datos.

¿LO SABÍAS?

Un informe reciente de IBM estima que el coste medio de una filtración de datos en el sector sanitario es de 9,23 millones de dólares por incidente, más que en cualquier otro sector. 1

1 Encuesta a 11.000 empleados de 10 países, realizada en septiembre de 2021 por One Poll.

CONSULTA LOS CONSEJOS PARA MITIGAR EL RIESGO DE SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN DE LOS PACIENTES EN LOS EQUIPOS HÍBRIDOS

Hemos preguntado a 11.000 empleados de 10 países sobre los riesgos que están dispuestos a asumir en casa y en el trabajo. Inspirados por nuestros resultados, hemos elaborado una guía sencilla y práctica para que las organizaciones sanitarias creen una cultura de riesgo desde cero, que puedes descargar al rellenar el formulario y empezar a implementar en estrategias en curso para crear una resiliencia empresarial a largo plazo. La guía incluye 5 pasos que te ayudarán a identificar las herramientas adecuadas para remodelar tus políticas de gestión de la información, integrar la tecnología y hacer evolucionar tus procesos.

¿LO SABÍAS?

Según nuestro estudio, casi la mitad (46%) de los gestores de datos afirman haber experimentado un aumento de los riesgos para los datos como consecuencia de la pandemia.2

2 Encuesta a 11.000 empleados de 10 países, realizada en septiembre de 2021 por One Poll.

FACILITA EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA DE PROTECCIÓN DE DATOS, DONDEQUIERA QUE ESTÉN TUS EQUIPOS

Tras descubrir que el 25% de los encuestados en el estudio de Iron Mountain ha sido víctima de una estafa o phishing y que sólo el 32% ve el valor de triturar documentos, hemos recopilado algunos consejos útiles para ayudar a las organizaciones sanitarias a impulsar la protección de datos y minimizar el riesgo de seguridad de la información de los pacientes que conlleva un mayor número de equipos situados en emplazamientos distintos, un mayor uso de soluciones digitales y una amplia adopción de la telesalud.

Estas buenas prácticas también pueden resultar útiles cuando se intente integrar la tecnología que las organizaciones sanitarias han estado incorporando ampliamente en los últimos años. El reciente aumento de la adopción de plataformas de colaboración también ha dado lugar a la creación de datos no estructurados, como chats, grabaciones de reuniones de consulta, documentos compartidos, etc. Independientemente del formato, estos datos deben gestionarse a lo largo de su ciclo de vida, como cualquier otro registro de pacientes. Centralizar la protección de datos y la gestión de las políticas puede ser un buen paso para gestionar los complejos periodos de retención.

GESTIONA EL RIESGO DE TUS DATOS Y CREA RESILIENCIA EMPRESARIAL

Rellena el formularioe para descargar nuestra Guía interactiva de buenas prácticas para organizaciones sanitarias y consulta otros resultados de nuestro estudio, así como soluciones que tienen en cuenta el factor humano en la gestión del riesgo de los datos.

Elevate the power of your work

Solicitar una consulta gratuita!

Empezar